Cuando la fama destruye a los famosos

LUIS FERNANDO MONTOYAPor: viendo-tv. Varios de los famosos colombianos no saben llevar la exposición excesiva al ojo publico. La presión los puede desestabilizar completamente y para esto se requiere madurez porque la imagen del famoso está en continuo juicio. Las tensiones y obligaciones siempre van en aumento y tanto la ansiedad como los miedos siempre hacen su aparición. Son inseguridades de cualquier famoso las cuales hacen que se refugien en las drogas y el alcohol.

A continuacion algunos de ellos:

Maria Eugenia Dávila

El declive para esta actriz quien llegara a ser una insignia nacional en la actuación comenzó desde que se refugió en el alcohol lo que le hizo perder muchos contratos en la actuación. Aun son memorables sus trabajos actorales en telenovelas como Pero sigo siendo el rey. Esta actriz ha querido salir de ese mundo en el que vive sumerjida pero ha vuelto a caer.

Luis Fernando Montoya

Un actor a quien se le reconoce su profesionalismo actoral y se dio el lujo de despreciar trabajos actorales. No supo manejar esa fama y llegó a vivir sumido en el alcohol y las drogas, tanto que fue detenido en Miami por transportar sustancias ilícitas. Hoy en dia los dia aunque dice estar rehabilitado los directores de producciones no confían en esa rehabilitacion y por eso Montoya quizás pierde trabajos actorales. Uno de sus más recientes trabajos actorales fue en la telenovela Cómplices del Canal Caracol.

Benjamín Herrera

Más conocido como Ramoncito en la serie Dejémonos de vainas, producción en la que trabajó desde los 8 años de edad y hasta los 23. A la salida del aire de Dejémonos de vainas Herrera fue devorado por la fama y aunque el niega haberse sumergido en las drogas sí acepta haberse dedicado al consumo de alcohol hasta tocar fondo y llegar a la Fundacion La luz. Hoy en día trabaja en un concesionario de autos y combina ese trabajo en la misma fundacion compartiendo con otros las experiencias vividas.

Estos pequeños ejemplos demuestran que la cabeza es mas importante que el bolsillo y todo el mundo busca su momento de fama asi no aprendan a controlarla.