Leonardo, segundo finalista del [Desafío]

Víctor Mallarino nos hace una interesante descripción de la hazaña de Jonathan, primer clasificado a la gran final, y hoy sabremos el segundo. Nativo y su música nos habla de buscar su energía de la naturaleza y Natalia ya asume que no hay pruebas equitativas (y lo dice ella que compite, ojo!) y ella no se rendirá. Jonathan nos comenta sobre su pesada noche y sus preocupaciones por Natalia, a quien quiere ver en el duelo final. Todo dentro de lo normal, la gente despidiéndose antes de la prueba…que gane el mejor…el festival de lo obvio.

Toya Montoya presentará la prueba de hoy, y el conversatorio de la prueba, tan repetido aun ( no puedes pedir originalidad, tras 84 capítulos). Nueva pista de obstáculos con un grillete de por medio y un rompecabezas al final del trayecto. Los grilletes  hacen que el principio de la prueba sea a gatas y en el puente beduino, que Nativo diga una que otra palabrota en su idioma, mientras toma el liderato, en medio de unos grititos con sonido a ex jugador paisa…y Leonardo toma ventaja en la zona del laberinto de madera, pero luego lo `pierde en la fase de triángulos…y oh, que novedad, otro arrastre bajo de alambre de púas.

Eider lleva la delantera en el retorno, mientras Natalia ve sucumbir sus opciones. Llega el turno de armar el rompecabezas, y es Leonardo quien toma la delantera, armando la doble hélice de ADN que le garantiza el segundo cupo en la gran final, y dejando a Eider y a Natalia en el duelo que veremos en el capitulo 85.