¿Qué hay para ver en las mañanas en la televisión colombiana?

Tras el duelo entre Día a dia y Muy buenos dias en el cual ninguno de los dos logró ser declarado “menos malo”, ahora el turno es para Pandillas, guerra y paz y las novelas extranjeras enfrentadas.

Novelas venezolanas vs Pandillas, guerra y paz

Por: Camisa negra el mismo ¿?

Al terminar la mañana, con las ansias de ver el noticiero del medio día nos encontramos con que en Canal RCN están transmitiendo Pandillas, guerra y paz II un programa qué algún día fue transmitido en el “prime” y por el fracaso en rating fue sacado del aire, después mandado para los sábados, y terminó en el horario de la mañana. Esta producción nos muestra la mediocridad qué muchas veces vemos en la televisión colombiana; los personajes quienes caracterizan los protagonistas son un grupo de “pandilleros” que se ven en líos judiciales. Por varias razones los actores no inspiran a ver la telenovela: sobreactuaciones, acciones ridículas, escenografía mala, aunque esperar algo bueno de la secuela de Pandillas, guerra y paz nos quedaríamos conformes, aunque el titulo “Foxtelecolombia” quedó manchado.

Lo único qué espero es que acabe rápido y qué por los buenos índices de audiencia en la mañana no sé les acurra hacer Pandillas, Guerra y paz III. Ni pensarlo.

Al encontrarnos con el Canal Caracol, está transmitiendo Pecadora el remake venezolano de Como en el cine: la típica novela dónde la/el protagonista es sólo cuerpo y cara, porque de actuación no sabe, con las mismas antagonistas mediocres, explotan a lo máximo la trama de una “cabaretera” quien trata de conseguir su amor y les hacen la vida imposible; como ustedes sabrán, el típico culebrón Venezolano.

Después trasmite Gata Salvaje una novela ya presentada años atrás en Caracol, y casi tan larga cómo nuestro desaparecido Padres E Hijos. El cabezote nos da una prueba de cómo será esta novela; sólo exteriores, cuerpos, pero malas actuaciones y repetitivas. La trama de esta novela trata sobre una muchacha quien es pobre, pero sé enamora de un rico (qué raro) pero la familia qué le hace la vida imposible. Sabemos el típico culebrón de Venevisión. Gracias a Dios Venezuela dejará de producir esperpentos para la mañana.