A William se le acabó la cuerda (ahora si, que te esperen en la casa) [Desafío]

Toya Montoya, con una minifalda muy sexy, hace el proemio de esta prueba, que será en el agua para dos de los tres jugadores que siguen en riesgo…y se viene el primer bloque comercial. Tras ella, el habitual conversatorio prescindible de Victor Mallarino, pero que se salva por el pseudo “cara a cara” entre Jonathan y William, quienes a su vez, son los sentenciados de hoy. Mientras Natalia se salva por tercero excluido.

En la playa, los tres jugadores que están viven “días de confusiones”, mientras la prueba es tocar una corneta en el mar sin dejar de tener una cuerda, y eso que ya meter el cubo de alambre de púas en el mar es ir provocando. Jonathan toma la delantera, básicamente, por saber nivelar de mejor forma las cuerdas, pero a medida que avanza la prueba, el peso de las cuerdas les maltrata a ambos jugadores, aunque el isleño empieza a hacer de la cuerda un impulso y no un ancla. La cuerda se les hace mas pesada, por cuenta del agua, que traje de fantasía del reinado de belleza.

Jonathan completa su ciclo y se enrumba a la corneta, esperando que su cuerda alcance para lograr su propósito, y ese sonido marca el final del último jugador de los emigrantes del 2010 en competencia. Jonathan es el costeño que más lejos ha avanzado en estas tres últimas temporadas. La despedida de William, dentro de lo previsible: malinterpretaciones, dedicarle el quinto lugar a su mamá…bla, bla bla… Uno menos!