Pa´tras como el cangrejo (que rueden cabezas en Caracol) [Desafío]

Tras las escenas del capítulo anterior, donde nos dejaron “iniciados”, nos insisten en esas condiciones con otra tanda de comerciales, estilo capitulo “serruchado” de Las muñecas de la mafia. Y es evidente que las condiciones físicas de los jugadores no dan para más, y se juega entre la desgana y el cansancio, pero con la cuchilla de la eliminación sobre las cabezas de los cinco, aunque William parece preferir el agua del mar que seguir en la lucha por el brazalete de salvación.

Señoras y señores, me siento en la obligación, como cronista de este programa durante dos temporadas y televidente asiduo del formato, de decir que estamos asistiendo, tal vez, al peor de los episodios de las siete temporadas de este formato, uno donde la prueba estuvo mas que sobredimensionada y para mas inri, la programación de la misma (sin un trabajo de edición decente) se echa al traste todo.

Caracol parece querer matar a su gallina de los huevos de oro de este nefasto Desafío 2010. Leonardo, casi sin aliento, con lagrimas y recordando a su familia, gana la prueba mientras los demás jugadores parecen haber sucumbido. Y con unos “haiga” de mas, Eider también nos da su discursito. Jonathan nos habla sobre sus recuerdos del asma y de haber “abortado la misión” y William nos habla de sus “29 primaveras”, Natalia habla sobre la arena que todos deben tener encima (¿?). Definitivamente, a una prueba de estas solo le faltaba el “delicioso” alambre de púas…

Y la estrategia a trazarse para las futuras nominaciones, pues enseguida se nos viene la segunda prueba (mas que justo y necesario), que consiste en una nueva prueba de obstáculos con los pies en un cajón, donde deberán buscar unos cofres y armar un castillo de piezas naranjas. Nueva pausa comercial y…no, señores, Caracol vuelve a hacer de las suyas y remite el resultado de esta prueba al Capitulo 81, del cual nos da “avances”. Lo dicho, el responsable de edición del canal merece ser despedido fulminantemente… es inadmisible un segundo dia consecutivo con la prueba “macheteada”.