Lágrimas naranjas [Desafío]

Victor Mallarino nos narra sobre la incómoda labor que le corresponderá a Natalia, y así, llega el correo a Playa Alta para elegir el segundo candidato, y sigue la especulación sobre a quien elegir. William será el encargado de representarles. Paso a Playa Alta, y aquí , en medio del tedio generalizado ante tanta llovedera, Martha ahora quiere seguir en el juego…oh, qué novedad!…lo justito para OTRA pausa comercial….y se habla de los celos de la morena costeña respecto a Jonathan, en medio de una clamara bastante húmeda…¿será de sus lágrimas?

Y tras la despedida de William de su equipo para elegir el segundo sentenciado y la cortinilla mallarinesca, Toya nos presenta el primer Desafío a muerte, que reemplaza al Juicio, y en el conversatorio previo, Martha anuncia su voluntad de irse como primera sentenciada, entre otras preguntas intrascendentes, interrumpida esta vez por Nosotras®…

Tras la pausa, unos comentarios por ahí entre Bonny y Jonathan suenan mas que sospechosos…miraditas por ahí, y en eso llega el emisario azul, y toca elegir: Y en un giro raro de las cosas, Natalia elige a Jonathan, tal vez como un mecanismo de bloqueo a la previsible decisión azul, aunque Natalia le sugiere a Martha, pero William termina eligiendo a Bonny. Esta es una decisión mas pensada para hacerle daño moral a los naranjas que otra cosa, y eso se evidencia en las lágrimas de Silvio y Martha…mejor dicho, esto parece telenovela de Verónica Castro…y en vez de esperar la prueba, nos toca la aburrida charla azul sobre los sentenciados, y luego, la polémica entre los naranjas sobre la decisión que supuestamente había que respetarse…mejor dicho, alargando mas el capitulo de lo que ya estaba, qué suplicio!

Y la cacareada prueba es de buscar unos aros y un mosquetón, luego armar una escalera para luego recuperar una bandera enterrada, mejor dicho, una prueba que deja de ser la habitual tortura de los Juicios, pero que promete ser larga y dolorosa. El Isleño toma la delantera, pero se nota que se juega a desgana. Jonathan inicia la armada de su escalera, mientras a Bonny el puente de cuerdas cruzadas le da lidia. La costeña empieza a armar su escalera, mientras su coequipero inicia ya el descenso, toma su banderín, y como quien no quiere la cosa, se queda quieto unos minutos, como esperándola a ella, quien, en spanglish, le pide que continúe por su región, y así, finaliza la prueba, dejándonos al isleño con vida en el juego.

Lloriqueo que viene, abrazo que va y Bonny se va con un halagador discurso de Toya y las palabras de la costeña, con bendición incluida, pero que se prestan para muchas lecturas…y mas con esas manitos cruzadas y besos cual Casablanca, con lo que cierra este ciclo y el capítulo mas lacrimógeno de lo que va corrido de la temporada.