… y en la portada de Cromos

La más reciente edición de la revista Cromos trae como tema central una entrevista con Beatriz y Paulina, la mamá y la hermana de Lina Marulanda. Adicionalmente, el artículo incluye fotos inéditas tomadas a finales de 2009 en el apartamento de la modelo y presentadora.

Las dos mujeres en la entrevista aclaran varias de las cosas que se han dicho en torno a la vida y muerte de Lina Marulanda y hablan de la vida, los ideales y sueños de la antioqueña.

Segun su madre, a Lina le faltó cumplir el sueño de ser madre, de publicar un libro que estaba escribiendo y de abrir su nuevo local, la MisceLina. Adicionalmente quería ayudar a personas con problemas de depresión a través de una linea telefónica 24 horas.

La noche inmediatamente anterior a su muerte, cuenta Beatriz, Lina estaba contenta porque había hablado con su esposo y se iban a dar una segunda oportunidad. Además afirma que su único amigo de verdad era Ivan Lalinde y aprovecha para mandarle una puya a quienes se dicen amigos de Lina después de su muerte (¿tal vez iba dirigida a Alejandra Azcárate?).

Según Paulina Marulanda su hermana Lina no podía salir del pais por los procesos jurídicos que tenía en curso a propósito de su sociedad Joyería Turmalina & Durando de Bogotá. Eso era un obstáculo para lograr apartarse por un tiempo y viajar a la India, algo que quería hacer con su esposo.

Por último Paulina desmiente que en el apartamento había un sicólogo en el momento de la muerte de Lina. Además libra de cualquier culpa a Carlos Oñate. Lina Marulanda trabajó desde los 12 años para ayudar a mantener a su familia.