Se terminó la era Uribe: la Corte tumbó la segunda reelección

Nuestras instituciones funcionan. Se terminó el fastidioso fanatismo uribista. Ganó la democracia. Según algunas interpretaciones, Uribe no se podría volver a lanzar nunca. Pero ¿se terminó el uribismo? Probablemente no, pero esto probablemente es el principio del final del Partido de la U.

Una pregunta que nadie hace: ¿cuánto le costó al pais este capricho de Álvaro Uribe? En los últimos dos años en Colombia no se ha hablado de nada mas. El Congreso, de por sí poco porductivo, probablemente ha perdido la oportunidad de legislar a favor del pueblo, para gastar miles de horas evaluando y pasando la Ley de referendo. Gracias Uribe.

En una nota menos alegre, ahora debemos prepararnos para 8 años de Juan Manuel Santos en el poder. ¿Quién es su candidato?