El show Corrales – Mar(deazabal) continua

marcela-gardeazabal
Por un lado la controvertida Sara Corales quien se sintió ofendidísima por unas declaraciones de Marcela Mar según las cuales:

“A mi esas bellezas tipo Sara Corrales me parecen de quinta categoría, o sea, me parece como la estigmatización y la perpetuación de la estética del narcotráfico en este país”.

Palabras clave: me parece. Tras la fallida conciliación de hoy el abogado de Marcela Mara se ratifica en que no acepta que su clienta haya cometido ningún delito. Y tiene razón. Las leyes no prohiben que los colombianos tengamos opiniones. Marcela Gardeazabal no dijo “Sara Corrales es una X ó Y”, dijo “me parece …”

No es una leguleyada, simplemente no es delito expresar una opinión. Las palabras de Marcela Mar, por muy enredadas y cantinflescas que sean, son simplemente una opinión sobre lo que Sara Corrales representa; puede o puede no ser cierto, pero es lo que ella piensa y no es calumnia pues no le está imputando a Sara Corrales ningún delito. ¿Acaso es injuria? Dificilmente decir que el tipo de belleza de una persona representa algo se constituye en injuria (palabra clave: tipo). Es decir, Mar no dijo Sara Corrales representa esto, sino la belleza tipo Sara Corrales representa esto. Si, es diferente.

Mientras tanto en la otra esquina Sara Corrales quiere una rectificación de la supuesta acusación de Mar. ¿Realmente de qué está acusando Gardeazabal a Corrales? De absolutamente nada, simplemente está diciendo que ese tipo de belleza es la que tienen las mujeres del narcotráfico. Se refiere a las operaciones estéticas varias. Pero pensemos: ¿cómo sería una rectificación de las palabras arriba indicadas? Tal vez algo asi como:

“Las bellezas tipo Sara Corales no me parecen de quinta categoría, y no me parecen como la estigmatización ni la perpetuación de la estética del narcotráfico en este pais”

Dudo que Sara Corrales quiera que se siga utilizando su nombre y la palabra narcotráfico en la misma frase. Este es uno de esos casos en los que la supuesta víctima sirve mejor sus propios intereses si se queda callada; este espectáculo jurídico finalmente denigra mas de Sara Corrales que la enredada frase de Marcela Mar. Mal haría Marcela Gardeazabal en conciliar este caso pues dificilmente se resolverá en favor de su contraparte. Mi consejo para Marcela en este caso: ignorelo que tarde o temprano desaparece. Conclusión: Sara ¿por qué no te callas?