Desafío día 80: cuando por fin asumieron que era prueba individual…

Playa Fusión se prepara para recibir a Mariluz, y así lo pensaban- y esperaban- los restantes hombres del Desafío…no pues, tremendo orgasmo les dio de ver a la guaricha esa, dándoles gracias a Dios y todo…claro que esa, como siempre, le ve el pelo en la sopa. Si, ya, mucha prosa en contra de los costeños…Esperen sentados los votos de esta región, así no les salen las várices. Si, Mariluz, tu carácter- y tu ordinariez- no tienen medida, porque aquí no nos van a dar “lecciones de nobleza” por cuenta de la cucaracha farisea esa, ni mucho menos Fabián nos va a hablar de juego limpio…jajajaja, a ver, santandereanita, entra a internet y entérate, tu por acá no eres bienvenida, “haiga” lo que “haiga”, y creas en tus desvaríos mentales que representas a la costa. ¿Podemos avanzar?, es que ya fastidia esta fase.

Taliana Vargas nos da la introducción protocolaria de costumbre, seguida de las mismas cortinillas- mas vistas que película de semana santa-. La misma palabrería de “voy a metérsela toda” a la que ya estamos acostumbrados, el infumable triunfalismo de Ludwig “Boca´e olla”…Next!. Y Ohh…qué sorpresa, OTRA prueba en tierra, pero que es “claramente diferente”, según Mallarino, porque representa el pasaporte a la gran prueba final de tres. Ya no habrá sentenciados (lo obvio). Si, Ludwig, cómo deseo que se te quemara el pan en la puerta del horno. Si, Fabián, bastante que tu aceptaste en tu grupo a Miguel Ángel como para venir a criticar lo que sufrieron los costeños con la trepadora oficial,  y es que con tu fe en la “justicia divina” me limpio el reverendo…. ¿El momento mas difícil de Didier fue la eliminación de Sandra?…¿a quien le importa?. Yo juraba que era la angustia de ver a Ludwig atascarse en una prueba de tierra. Y ni comentemos la infumable babosada de Mariluz, porque necesitamos hígado para soportar los restantes capítulos. Hasta que por fin les advierten que es un juego individual…un poco tarde, ¿no?. La pista de obstáculos con sus cubos es interrumpida por EPM (si, no siempre será Nosotras®).

Y como aquí  todavía hablábamos de equipos, podemos decir que el equipo emigrante original estaba al principio casi de tu a tu con el equipo de los colados. Ah, no, es que ya volvió a ser individual, qué pena…y qué risa me daba verles a prácticamente todos con ese equilibrio de tres céntimos, y en especial lo leeeeeeeeeeeeeeerda  que iba la santandereana, a la que esos cubos le pesaban mas que la negra conciencia – en el remoto caso que tuviera-. Pulula una chancleta en el ambiente…Didier y Fabián empiezan a armar sus rompecabezas, aunque la noche empieza a caer, y los rompecabezas seguían con menos coherencia que libreto de Padres e Hijos, mientras la cucaracha demostraba que amarrarse a la cabeza el cubo fue el PEOR error con la severa caída que se dio ( bien merecida, por cierto). Tras muchas espera, Didier logra ganar, mientras la estúpida santandereana, allá, perdida trayendo cubos cuando ya todo estaba consumado, asi que mañana tendremos el duelo…por ser “el menos patético” de los tres. Si, Didier, si te ganas el premio, un cambio extremo te sentaría muy bien ( ah, se me olvida…Mallarino, no nos sigas torturando con el origen de la santandereana, que me dan arcadas.

El pseudoexperto en rompecabezas de Fabián nos da su explicación de por qué no ganó…y si, pobre región costeña, es la comidilla…Patética la cantaleta de Mariluz, creyendo que tenía chance de ganar esta prueba, jajajajajaja…y yo soy Madonna…y como que a Ludwig le preocupa que la cucaracha le quite el trono en el que él se jura sentado. Y con otro innecesario colofón de Victor Mallarino, cerramos el capitulo. Ahora, a ver los 15 minutos de escenas del capitulo anterior de LMDLM y el peor es nada del capítulo de hoy…