Desafío dia 75: la importancia de la tabla de multiplicar del cuatro

La presión la tienen encima los costeños en Playa Fusión, y Jonathan ya anuncia lo que se vendrá encima para los destinos de la insufrible santandereana. Didier tambien lo sabe, pero me gusta lo que afirma Stephanie Coymat: vamos a darle a probar Mariluz lo que significa estar sentenciada….luego, la vendida esa habla sus estupideces innecesarias. Y Fabián, qué vergüenza, pasando de agache. Ese papelón se le acaba esta semana, eso no hay duda…y cursilada de Ludwig, con su estrategia de tres centavos, que espero no les funcione. Las mismas cortinillas de toda la vida dan paso a OTRA prueba en tierra, que, al menos, ilumina el sol y no ameniza la lluvia, presentada por Taliana, que mas o menos acierta en el vestuario. No entiendo para que llevan a la prueba a quien gana el primer brazalete, me parece innecesario. Pobre cucaracha rastrera santandereana, cuanto deseo que hagas el ridículo en esta prueba y te den tu merecido zapatazo final. Yo te lo daría con mucho gusto. Esta prueba tiene un ingrediente más complicado, que evitará, en parte, el amiguismo: es con los ojos vendados….esta vez EPM nos da la pausa a comerciales.

Obviamente, esta prueba así nos iba a dejar mas de uno mas a la deriva que la barca de Remedios Amaya… el costeño logró ubicarse y empezar el retorno, con no poca dificultad. Aquí la clave esta en haber visto la pista antes, y no cometer los errores de Mariluz, que puso fichas en la caja contraria y se dio tremenda hostia con una viga. O el craso error de Jonathan , que olvidó que eran 16 fichas, repartidas en cuatro viajes.

Ludwig tenía unas ganas de soplarle a los suyos donde estaban, pero eso- ojalá- hubiera implicado una descalificación. Esta iba a ser una prueba que iba a avanzar muy lento, hasta que por fin la estúpida santandereana entendió su suerte. Lo raro es…cómo acertó a tomar las fichas de su color, si supuestamente estaba vendada?..

Aunque Jonathan empieza a armar sus fichas, lastimosamente para el costeño, el error de la santandereana le impedirá ganar, pues no tiene las fichas completas, que si tienen Stephanie y Ludwig. Ya sabiendo su destino, él anima a su compañera de equipo, pero todo está consumado, Ludwig gana la prueba, lo cual ya nos pone en evidencia que el destino de los dos costeños es enfrentarse a la eliminación. Las preguntas obvias de Taliana significan lo que ya sabemos y celebración con demasiada sobradez del “Cuarteto miserias”. Moraleja: Las tablas de multiplicar son útiles, al menos para saber que eran cuatro y no tres viajes…tanto que hablan de que la santandereana es una “berraquita” por sacar sus cuatro fichas…ummm, yo en eso no confío –bueno, igual tenían doble cubierta en los ojos-. Y vienen los reclamos de que en este juego viene la psicosis de la trampa…por más que lo maquillen, SI HAY TRAMPA. Por más que lo quieran ver como estrategia es VERGONZOSO que sigan pensando en “mi grupo” y “tu grupo”, asi que todo este debate va al mismo punto muerto que ya sabemos.
No se necesita tener una bola de cristal para saber quienes serán los sentenciados de mañana. Que gane el mejor.