Desafío dia 57: un boomerang llamado Chucho

Y como el cangrejo que empieza las escenas del capitulo del Desafío la lucha de las regiones La Revancha, tres de los cuatro participantes verdes vuelven a Playa baja, y el mal ambiente contra Chucho sigue, y es casi el concepto generalizado del equipo. Fabián habla sobre el papel de Maria C. y sobre la “farsa” que representa Chucho en este equipo…y pelando malanga, se habla sobre el juicio y sobre cómo deben cuidarse las mujeres que continúan en competencia.

El retorno naranja a Playa Alta tiene sabor a desenmascaramiento: Ya saben que en Mariluz NO pueden confiar, así que el teatro de esta mosquita muerta se empieza a caer, y es que en ella notó un sabor de falsedad único, diga las babosadas que ella diga, lo que, evidentemente, daña hasta el almuerzo mas suculento. Se nota que Chucho hace estragos hasta en el equipo rival. Y su retorno cae como patada en el estómago, es que la ironía que él destila es única, pero él lo hace con toda la intención y la patente de corso dada por el voto de salvación de los naranjas. Pero esto va a reventar, y efectivamente, revienta.

Victor Mallarino nos habla del efecto que tiene la victoria en la Prueba territorial. Mariluz arma su consabida pataleta, y tirándoselas de digna, se retira de la mesa, y hasta el paisa le resulta defensor de turno, y ella respira por la herida…pobre ilusa, cree que así llegará lejos…y retornamos a la pelotera verde, que, con todo, no los exime de ir a la prueba..y el intermedio Avon pausa el inicio de una prueba territorial presentada por la valla publicitaria ambulante…adivinan quien?.. El debate previo a la prueba, de mero trámite. Y los naranjas optan esta vez por que sea una lucha de hombres a hombres, en una prueba de “captura la bandera”, en la que un Didier buscaba hacer presa fácil a Miguel Angel Urrea, a quien la edad le pasó factura, quedando el grupo 4-3.

Pero el grupo se ralentizaba conforme pasaban las rondas, y Fabian es el segundo en caer, ero el “paticortico” Andrés cae, casi al unisono con Chucho, y un Ludwig que no dio mayor resistencia, permite que Jonathan volviera a vencer a Didier, esta vez en velocidad, en una prueba que vuelve a desgastar a los cuatro verdes, que vivirán la segunda semana consecutiva en Playa Baja, con el dolor físico a cuestas. Fue una prueba en que los naranjas fueron de menos a mas, pero asegura el bienestar de los siete. Y es que si Didier cede, el equipo verde cae como castillo de naipes (y hasta él mismo lo admite). Los naranjas brindan con un buena almuerzo…y otra vez como el cangrejo, vuelven los verdes. Parece como si mi “rezo” porque no retornen a Playa Alta de unos posts atrás funcionó…o será que se acabaron esas pruebas en que pasaban con la ley del mínimo esfuerzo?. Y ellos saben el valor de una victoria, pero…

Y Mariluz trata de solventar las cosas, pero lo que hace es agravar las cosas…y, como por variar, la santandereana me parece de un cinismo, tirándoselas de “la víctima”, y perjudicando a Stephanie, a quien veo muy cercana al ex concursante azul… y la “venta del alma” que Fabián dice que hizo Chucho se evidencia como opinión generalizada entre los verdes, a la luz de la luna.