Desafío dia 51: ¿privilegios o la tranquilidad de continuar?

Los diez jugadores restantes en Desafío la lucha de las regiones la revancha ven a sus capitanes y se viven momentos de tensión por el destino del juego. Los verdes festejan por su victoria, mientras los azules asumen su destino final, desaparece la bandera azul por primera vez desde 2007, y así vuelve a desaparecer Playa media (que luego se reacondiciona como Playa Fusión).  Pero sorprendentemente, los verdes solo adicionan a Fabián y a Patricia, siendo la ventaja la de los naranjas en ese sentido, pero territorialmente, a los siete nuevos naranjas ( a los que se suma Andrés) les corresponde Playa Baja. Didier considera esto un posible golpe de credibilidad para John Jairo Larios Larios, pero, bueno, las cosas se definen en el terreno de juego, así que  aquí todo sigue sin estar del todo escrito.

Los naranjas se readaptan a Playa Baja, dentro de lo que les cabe, en especial en lo “nutricional”. Andrés reflexiona sobre cómo puede ser el papel del paisa, en términos un poco duros, pero, realmente, ciertos. No se qué tanto valor dar a la lealtad del paisa, que hasta ya se enreda hablando de ella. Y de su suerte se habla en Playa Alta, con cierta preocupación, sobre todo con lo que “el paisa se voltea fácil”- que se sigue prestando para muchas lecturas. La revolución ha llegado y el plato de hoy en playa baja es…arroz de malanga!. Mariluz se toma con mucha reserva el actual esquema de su equipo, y con razón, porque corre riesgo.  Y hay algo de temor de que la estadía en Playa Alta sea el beso de la muerte para los verdes (yo deseo que así lo sea). Pero las cosas son así: Ya hay que enfrentar una nueva prueba, un nuevo día, y un equipo buscará equilibrar las cargas, y otro, salir de pesos muertos. Los naranjas hablan de “golpes anímicos”, sobre qué representará a los ex – azules enfrentarse pronto entre si. En los naranjas, la idea está clara de salir de la santandereana, pero yo creo que aquí ya las cosas no están para “respetar” decisiones, y así , Mariluz se volverá la jugadora carambola. Bueno, así las cosas el juego se agilizará: Desafío territorial, desafío de salvación, salvación individual y juicio. Se recortan de 6 a 4 –probablemente – las etapas. Y eso hace que los  temores aumenten.

Vuelve la habitual prueba de las peras que te pueden bien tumbar, y aquí si que Mallarino abundó en prosa sobre la “repartición regional”, antes de que Mylanta ® le interrumpiese. Miguel Ángel inicia el debate hablando de sus múltiples “cambios extremos” y sobre todo, vuelve lo de la lealtad a salir a la palestra, y él lo sabe capear muy bien. Luego le dan la palabra a Fabián ( bostezos), Stephanie ( ni mucho que queme al santo, ni tampoco que no lo alumbre) y Chucho ( aproveche y vaya al baño). En los naranjas, vi  cómo a las mujeres les daban duro – en especial a Stephanie-, a Miguel Angel con su talon de Aquiles del equilibrio, la santandereana , esperando, pero muy flojito el esfuerzo de los verdes por evitar la avanzada naranja en cuanto a devolucion de  fichas se referia, por lo que el esquema ficha-sacrificio, primó pronto, destacándose nuestro inefable Larios. Y empiezan los juegos turbios de lado y lado ( ruidos, pasada de fichas en la barra…), pero nadie dijo que esto iba a ser fácil. En el turno verde, querían revancha?, ahí la van a tener…. Pero a veces Miguel se bloquea….y los verdes se la quieren ganar a punta de saltitos, pero menos mal  la séptima ficha naranja se las pilla al vuelo, pero es que  la alineación verde, como que no resultaba tan efectiva. La armada fue crucial, y el resultado fue evidente: los naranjas gana la primera batalla, rompiendo el de por si débil equilibrio de las seis fichas verdes, que empiezan con el pie izquierdo, tratando de remontar una desventaja que, a mi, no me incomoda en lo mas mínimo, si es a favor de mis coterráneos.