Desafío dia 43: a veces toca vender el alma para salvar el cuerpo

consejo-desafio

Los azules llegan a su Playa a lavar la ropita (¡y qué cuerpazo se gastan Andrés y el paisa!), y de paso a ir cocinando su estrategia discursiva en el Juicio, y comentando sobre las vicisitudes de la prueba pasada. En Playa media, el criterio de John Jairo Larios (tal como siempre queremos verlo) es la de sacar al paisa o a uno de los hombres de los cachacos (aun sin saber a ciencia cierta que los cachacos se van al juicio), y Mariluz… ahí, apartada partiendo coco y opinando en contravía. Los verdes en Playa Baja especulan sobre el destino azul, sobre todo con las “inteligentes” opiniones de Chucho ( el relator de lo obvio).  Y con copitas de vino de por medio, el paisa empieza a barajar sus opciones a ver cómo sale ileso de este juicio, mientras Arlex se justifica en que “él no es hipócrita”. Y por ello pide disculpas a su equipo y les habla de lo que ha aprendido de todos sus compañeros…pero esa frase del paisa neutralizó la cursilería del momento ( lo de “miren que aun no tiene un trago…”) ¿le funcionará?.

Victor Mallarino nos ilustra sobre el faux pas de los cachacos en esta sesión, y luego damos paso a mas sesiones de una fuerte lluvia panameña (allá llueve con muchísima frecuencia, gracias a su abundante vegetación). Miguel Ángel Urrea nos habla y hasta nos canta sobre su preocupación de que lo descabecen, del nivel de hipocresía, mientras vuelven a la que, probablemente , sea su “último desayuno”. ¿A Dios rogando y con el mazo dando?. Fabian y Andrés, a su turno, nos relatan sobre lo que representa el paisa para él, pero, las cosas son claras: hay que sacar a alguien, y sobre el rol que el paisa tienen en el juego. Colcafé ® es el encargado, esta vez, de pausar la entrada de los naranjas en sus trajes de gala antes del Juicio.

Victor Mallarino les habla sobre el privilegio que ostentan los costeños como Jueces y ese fue un tema del conversatorio, y sobre qué les transmiten los otros equipos y qué estrategias quisieran implementar con los otros equipos. Ahora sabemos que a Chucho, de los emigrantes, le dicen “Arroz con coco” – no sabemos porqué-, y que a Larios, el Turro le decía “Principe de Asturias” – será por lo bueno que está-. Mariluz…insiste en cómo es ella. Y desde ya se cocina qué puede pasar en las siguiente fase del equipo…y sonrisas de oreja a oreja al ver descender a los azules en tan incómoda posición, y se comenta sobre la misma, sobre el affaire de la comida en Playa Alta y, de nuevo, la estrategia del equipo a futuro, los méritos de los concursantes…bueno, lo que sabíamos que se iba a decir.

Empieza la ronda de votos…ay, no, perdón, de nuevo viene Nosotras ®. Tras la pausa, la primera votación fue Arlex 3 – Patricia 2. Arlex nos habla sobre que no “destiñó”. En el voto sangriento, quedó Miguel Angel 3 – Patricia 2, quedando así una tremenda papaya para los costeños. Andrés, como ganador del brazalete, inclinó su balanza a favor del paisa. Y los costeños escucharon los argumentos de uno y otro sentenciados, Arlex nos habla de sus deseos de seguirla guerreando. Le preguntaron directamente el motivo de porque cree que votaron por él, mientras el paisa nos acuñó el “dejen jugar al viejo”, a él también le preguntaron sobre si respetaría la posición de los costeños, compromiso que se trazó frente a todo el pais – y aquí dejamos fe de ello-, pero que no me convence. Las damas naranjas estaban mas  a favor del paisa,  y la decisión fue la de salvar al paisa, a costa de eliminar a Arlex (decisión que personalmente no comparto del todo, y que bien puede costarles ventajas tácticas a los naranjas mas adelante, pero que en rating tiene una buena justificante, sobre todo por el recreo de ojo que nos deja el paisa).