Desafío día 27: primera victoria azul en desafío de capitanes

Victor Mallarino con gafas oscuras nos habla sobre los resultados de la prueba, y pasamos a la organización de la vida de los azules en Playa Media, y la pelotera azul contra Miguel Angel Urrea (quien ya huele a formol en este equipo), como justificante del segundo lugar. Paso a los verdes tratando de  recomponer su desastre emocional, pues ya es evidente que Playa Alta les ha sido negada, y los dimes que te diré siguen en Playa baja.
Brindis de triunfo entre los naranjas (y yo brindo por John Jairo Larios sin camisa) y la conciencia de que son el objetivo a vencer de los demás equipos. De nuevo, volvemos a la pelotera azul entre Andrés y el paisa.

Ahora los recursivos verdes, Didier de Jesus Castañeda  se da a la tarea de buscar qué comer, y piensa en ranas ( si señores, como lo leen, ranas), en medio del aburrimiento verde.

Taliana Vargas en un ligero vestido nos da la presentación a la Batalla de relleno.  Los equipos piensan mas en la repartición del eventual premio que en la prueba. Los naranjas por fin le dan el chance a la santandereana, en medio de las suspicacias costeñas ( me imagino las ganas de quitársela de encima un rato…), y le toca enfrentarse a Miguel Ángel y Chucho.

Una prueba de agilidad, apostándose la no despreciable suma de $ 5.000.000 es la que nos ocupa hoy. El paisa fue el primero en “pescar” el primer escalón, seguido de la santandereana. Aunque el equilibrio afectó al azul momentáneamente, se le notaba la relativa facilidad con que conquistó muchos de los tubos, que contrastaba con la lentitud de la naranja y el desespero verde. Todo el pescado quedó vendido desde  hacia mucho tiempo, siendo evidente el buen nivel de coordinación del paisa/cachaco, pero cometió varios errores al encajar las piezas, que le permitieron a Chucho recortar distancias. La lluvia tampoco ayudaba mucho, pero finalmente Miguel logró remontar y ganar. Tenia que ser el papazote azul el que rompiera la mala racha de su equipo y Victor Mallarino sugirió que si ello le atornillaba mas en el puesto- y bastante falta que le estaba haciendo-. Entre los $ 5.000.000 vs. implementos de aseo y enlatados, el paisa eligió la plata tomando en cuenta que ya solo les quedaba una mujer.

Bueno, y la santandereana muy bien, muchas gracias, por allá rezagada… espero ya le merme a la intensidad por ser capitana.