La polémica de Shakira vs Juanes

Una columna de Maria Isabel Rueda en la que la periodista invita a tomar partido entre Shakira y Juanes ha desatado toda una polémica en el pais. Tal vez sea en respuesta a columnas de Carolina Sanín o de Maria Jimena Duzan en Semana en la cual se cuestiona la integridad y lucidez de Juanes. La diferencia entre las dos columnas es que la de Sanín es seria y bien argumentada mientras la de Rueda es… léanlaEl escrito de Rueda también contrasta con un editorial del mismo diario titulado “Gracias, Shakira” en el que, sin compararla, agradecen a la cantante todo lo que ha hecho por el pais, especificamente un colegio que está entregando en Barranquilla del que se beneficiarán 1600 niños. Según Maria Emma Mejía, la inversión acumulada de la Fundación Pies Descalzos asciende actualmente a aproximadamente 9 millones de dólares. Muchos dirán que los donantes obtienen un beneficio tributario. Si, ¿y que? Es apenas lógico que quien hace una donación se acoja a los beneficios que le otorga la Ley. Seguramente Juanes también se acoge a esos beneficios.

¿Y qué si el novio de Shakira es un inútil? Eso es problema de ella y apuesto dinero a que la relación de Shakira con De La Rua es mejor que la de Juanes con Karen Martinez.  ¿Y qué si Shakira está cogiendo acento argentino? A cualquiera que esté por fuera del pais rodeado de extranjeros le puede pasar. Por mucho que admiro a Shakira no me parece conveniente ponerla en una balanza y compararla con Juanes, mucho menos utilizando los pobres argumentos de M.I. Rueda y justo dos dias antes de que la cantante haga una gran donación al municipio de Barranquilla (¡muy bruta!).

Sugiero que dejemos el fanatismo, aqui no hay por qué tomar partido. Ninguno de los dos es un angelito. Lo que sí son ambos es productos musicales que dependen de su imagen para seguir siendo exitosos. Asi, Juanes invierte mucho tiempo en Colombia y los paises latinoamericanos pues es alli en donde está la mayoría de su público. Shakira es mas internacional y por tal razón concentra su tiempo en los mercados grandes del mundo. Ambos, como figuras públicas que son, hacen lo posible por seguir vigentes. Esta polémica es tan absurda que hasta el papá de Shakira ha intervenido. Quiera a uno y odie al otro, ¡pero no los compare!