La lucha de las regiones se quedó sin regiones

[youtube eUu3a0G9Jx8 210 175]

Hoy desaparecieron las regiones en El desafío: la lucha de las regiones. Solo quedan ocho concursantes quienes en adelante lucharán por su propia supervivencia. La lógica diría que quedan igual número de episodios. Pero no, la lógica no funciona en la televisión colombiana y por consiguiente no se sabe cuánto falta para el final de este Tele-match panprovincial colombiano. Seguirán varias semanas de pruebas físicas interminables y de tomas a los concursantes hablando entre ellos o hablándole directo a la cámara, todas igualmente tediosas. Si no tuviera televisión por suscripción, a la hora del Desafío yo vería La dama de troya; lo que sea con el fin de evitar a toda costa un capítulo completo del inaguantable Desafío.

Si bien el concurso tiene su mérito en el diseño de las pruebas, Caracol se descara alargando los capítulos por casi una hora diaria de lunes a viernes y por consiguiente alargando la serie por varios meses. Cada capítulo de El desafío es una colección de pruebas que no parecen tener fin, conversaciones eternas e intrascendentes entre concursantes y varios segmentos en los que estos pobres personajillos ávidos de protagonismo le dicen a la cámara todo lo que piensan de la vida.

No hay un buen trabajo de edición; lo realmente importante de cada capítulo de El desafío, bien se podría reducir a unos 10 minutos de programa. Hay Desafío hasta los domingos. Si El desafío fuera mas compacto, mas editado, mas agil, sería un producto televisivo mas atractivo. Ahora, como desaparecieron las regiones, eso significa que quien gane lo hará en representación propia y no de su región. En otras palabras, en la lucha de las regiones no sale victoriosa ninguna región. ¿Alguien entiende?