En defensa de Ana Karina Soto

Comentan que Ana Karina Soto ha perdido contratos comerciales de presentación de eventos como consecuencia del video ya conocido por todos en el que aparece ella teniendo relaciones sexuales con un hombre cuyo rostro no alcanza a aparecer en la pantalla (sería un empresario de eventos de Cali conocido como ‘el negro’). Hay que decir que las empresas están en todo su derecho de proteger sus marcas de asociaciones que puedan ser lesivas para sus objetivos de negocios. Ahora, se sabe de presentaciones recientes de Ana Karina Soto en eventos de las cadenas minoristas Fedco y People Play’s, de manera que no lo ha perdido todo, y su puesto en Canal RCN que sepamos está firme.

Pero adicional al supuesto abandono de las empresas privadas, y quizás mas incómodo aun, Ana Karina debe lidiar ahora con los insultos e improperios de la gente en la calle, un juicio público a todas luces injusto. Imagínense una salida cualquiera a un restaurante o un centro comercial; imagínense bajarse del carro en cualquier parte para quedar expuesta, en el mejor de los casos, a los murmuros de la gente. El único error de Ana Karina Soto fue dejarse filmar, pues lo que aparece haciendo alli no es reprochable. Lastimosamente para ella, dificilmente los colombianos vamos a olvidar ese corto video que muestra en detalle su anatomía, tampoco olvidaremos las fotografías que lo acompañaban mostrando a la presentadora poscoito. Lo mejor que puede hacer Ana Karina Soto en este momento es encontrar la manera de reinventarse, de ser menos farandulera y mas auténtica.