Primeras impresiones sobre la nueva Telepolémica

[youtube zqnk0uvxFjs 210 175]

Algunos comentarios sobre La telepolémica a propósito del estreno ayer de su nueva encarnación con la participación de Natalia Guerrero, Antonio Casale, Andrés Marocco y Martín De Francisco. Un poco despelotado el programa al principio y muchos nervios. Primero que todo, los tres hombres, pero especialmente Marocco, deben respetar la palabra de los demás pues hablan todos al mismo tiempo y el televidente lo único que oye es bulla. Se calmaron hacia el final cuando cubrieron Fórmula 1 y Wimbledon. Natalia Guerrero necesita mas fogueo para poder llevar el papel de conductora o moderadora; sus intentos de intervenir fueron opacadados por sus compañeros mas de una vez. Y hablando del conductor del programa, por momentos no parece haber un hilo conductor en las conversaciones; por el contrario, aunque hablan del mismo tema, cada uno, Casale, Marocco y De Francisco, desarrolla su propia idea sin generar una verdadera discusión o intercambio. Es como si cada uno quisiera sobresalir y decir su comentario primero que los demás.

Algo positivo es que en la nueva Telepolémica no hay regiones. Simplemente son 3 comentaristas colombianos discutiendo los hechos deportivos del dia o la semana. Fisicamente hablando, Colombia es un pais grande con múltiples regiones y culturas; para que funcione un formato basado en regiones deben estar representadas todas las regiones, no solamente Cali, Medellín y Barranquilla. Si bien Casale, De Francisco y Marocco han ‘salido del closet’ como hinchas fervientes de tres equipos respectivamente, la nueva Telepolémica no es una batalla de regiones, ciudades ni equipos. A pesar de sus evidentes fallas primerizas, del nuevo formato se rescata la seriedad y autenticidad de los participantes; aqui no hay riñas fingidas, regionalismos, ni rivalidades mandadas a recoger. Afortunada o desafortunadamente Casale y De Francisco en La telepolémica no son los mismos Casale y De Francisco del Rock ‘n Gol pues entienden que este es un formato diferente (¿error o fortaleza?).

Pero la renovación de la Telepolémica no se debió limitar a los presentadores, la escenografía y unos ‘blusones’ de utilería con el logotipo de CM&. Considero que Amat debió ir mas lejos con la innovación pues lo que vimos anoche se parece demasiado (o se quiere parecer) al original. Ciertamente que Guerrero no es Pérez y Casale no es Muñoz y gracias a Dios nadie es Perea; asi, hay que inventar nuevas maneras de presentar la información aprovechando las fortalezas y juventud (relativa) de los nuevos presentadores. Guerrero lee al aire mensajes electrónicos (‘correos’) de los televidentes que concursan para ganarse la camiseta de algún equipo profesional. En lo demás los patrocinadores son los mismos y la escenografía muy parecida a la original. ¿Dónde están las ideas nuevas?

Sobre los cuatro participantes:

Natalia Guerrero: Yamid Amat siempre se ha caracterizado por tener buen ojo para poner gente ‘nueva’ en sus programas; Natalia Guerrero tiene gran potencial pero tuvo grandes fallas. Para empezar, no puso orden cuando el calor de las discusiones lo ameritaba. Parecería que ayer fue la primera vez que se sentaron juntas estas 4 personas; es decir, no hicieron ensayos en frio para evaluar la dinámica y aislar y corregir situaciones problema. Se le abona a Guerrero que está al tanto de sus fallas y al final del programa pidió disculpas. Aun está por verse si sabe algo de fútbol Natalia Guerrero.

Antonio Casale: tal vez el mejor (¿o menos malo?) del estreno; respeta la palabra y opina de manera pausada… él entiende eso de ‘menos es mas’. Muy serio en sus comentarios y además aportó buena información sobre las nuevas contrataciones de los equipos profesionales de fútbol de Colombia. Él entiende que la televisión no es igual a la radio.

Andrés Marocco: regular, interrumpe a los demás, pero… ¿tal vez él debería ser el ‘conductor’ en estudio y Guerrero debe hacer entrevistas?

Martín De Francisco: bien, serio, y aportó los comentarios que se esperan de él; es más técnico que sus dos compañeros y sabe mas que ellos (y que muchos otros) sobre la historia del fútbol y equipos y jugadores nacionales y extranjeros.

Conclusión: regular inicio, pero hay que darle un tiempo de espera; la Copa Mustang II empieza en dos semanas y al cabo de unos cuantos fines de semana veremos si la nueva Telepolémica pasa la prueba; algunos fanáticos ‘fundamentalistas’ del programa original van a criticar sin objetividad al nuevo simplemente como una forma de apoyo a Muñoz, Perez, Perea y Rentería. Está bien admirar a un grupo de comentaristas, lo que no está bien es caer en el fanatismo y perder la objetividad. Critiquemos y comentemos sin fanatismos por favor.

Actualización 2:43 p.m.: Antonio Casale se defiende en su blog en Caracol Radio en donde hay opiniones encontradas. En cambio aqui en LaF las opiniones son abrumadoramente desfavorables al nuevo programa.