La polémica por La telepolémica

undefined

La telepolémica

Siguiendo la discusión generada a propósito de la anunciada renovación del programa La telepolémica del Canal Uno, quiero citar algunos apartes de artículos que encontré en Soho. Desde luego que la revista prohibida para mujeres no tiene la última palabra, solo que me parecieron graciosos, eso es todo.

Solo falta el aguardiente y que una vieja empelota salga de la mesa-balón para que acabe de quitarle la poca seriedad a este análisis futbolístico de cantina.”

Pérez, Muñoz, Perea y Rentería medio pelearon, medio hablaron de fútbol, medio se odiaron y medio se amaron.”

“[Edgar] …Tarde o temprano alguien se va a dar cuenta de que no tienes idea de quién es el técnico del Tolima, pero tampoco te suena Francesc Fabregas, y entonces te van a reemplazar por alguien que al menos lea las secciones deportivas de los periódicos.”

“[Edgar]… No es poco si consideramos que tus sesudos análisis futbolísticos sobre el funcionamiento de un equipo de fútbol se reducen al número de delanteros que formen en él y que tus aportes “periodísticos” en el programa en que participas se limitan a describir en términos generales la jugada que se presenta en la pantalla, porque ni siquiera conoces los nombres de los jugadores. ¿La frase “qué bello centro del muchacho del Huila” te resulta conocida?”

Creo que está demostrado que La telepolémica en su encarnación original tiene gran fanaticada lo cual es muy respetable. De la misma manera tiene sus detractores, entre ellos presumiblemente Don Yamid quien ha detectado la necesidad y oportunidad de un cambio de formato. Yo personalmente estimo que el programa sería mejor sin Edgar Perea; él es un narrador mas que un analista y en el programa es una influencia negativa. Su estilo, admirado por muchos, es más el del comentario ameno, jocoso y pasional que el análisis técnico. Perea sirve para comentar los goles mas que para estudiar un partido a fondo. El negro con el tiempo ha perdido su fogosidad. Perea es el verdadero pionero de “mas pasión y menos técnica.”

Muchos extrañarán al grupo de Adolfo Perez, Wbeimar Muñoz, Oscar Rentería y Edgar Perea. Otros aplaudirán su partida. Al final cada persona tiene derecho a vivir el fútbol a su manera. En lo que a mi respecta, no extrañaré La telepolémica. Sobre los nuevos: emitamos las opiniones después de la primera emisión del programa pues merecen ser juzgados por su desempeño en La telepolémica, no por sus trabajos anteriores; muchas personas parecen tener un problema con el hecho de que ellos han trabajado en programas humorísticos o en emisoras musicales. ¿Y qué? La respuesta a eso es que cada persona hace su camino por donde va pudiendo. No estoy seguro, pero me atrevería a decir que ninguno de los cuatro ‘telepolemistas’ originales entraron al periodismo deportivo un dia despues de graduarse del colegio. ¿O si? Probablemente no; por el contrario, desempeñarían otros oficios antes de conseguir su gran oportunidad. Hoy en dia nadie los juzga por eso ni cuestiona su profesionalismo. Asi, es injusto descalificar a los mas jóvenes como simples DJs o cómicos. Además, si ellos (Casale y compañía) no son los nuevos periodistas futboleros de Colombia… ¿entonces quienes son?

(Comentemos con argumentos y con decencia por favor. Su ira lo único que logra es que el comentario sea borrado.)

[Carta abierta a Edgar Perea] [Artículo de Soho sobre le programa] [Imagen: SoHo]