Catalina Gómez es una mejor persona

Catalina Gomez modelo colombiana antioqueña Eso es lo que dice Catalina Gomez (izquierda) en entrevista con Aló. Que ahora que es mamá, a propósito, un logro que solamente comparte con miles de millones de mujeres en toda la humanidad, es una mejor persona. ¿Alguien entiende? Bueno, no solo ahora la recién parida Catalina Gómez es mejor que antes, además su criatura es ‘mejor’ que las del 99% de los colombianos. ¿Que por qué? Pues porque se fue a Miami a dar a luz como cientos de nuevo ricos colombianos que atraviesan el charco para que el bebé tenga la nacionalidad estadounidenese, lo cual en si no es ilegal. De pronto inmoral, y definitivamente lobo.

Irse a Estados Unidos a tener un bebé, si bien no contradice ninguna ley, es darle una interpretación acomodada a unas normas antiguas (pero vigentes) que confieren automaticamente la nacionalidad gringa a cualquiera que nazca en el territorio de dicho pais; el objetivo de dichas leyes era exclusivamente regularizar a esclavos negros en el siglo XIX como ciudadanos de los Estados Unidos. De hecho en el Congreso gringo han cursado iniciativas que buscan detener esta práctica precisamente porque se considera como una utilización indebida de una norma.

No obstante en la actualidad este vacio legal es utilizado por cientos de miles de inmigrantes ilegales en su mayoría mexicanos y centroamericanos para mejorar sus posibilidades de legalizar su estatus migratorio en el pais del Tio Sam y por innumerables nuevo ricos colombianos quienes buscan darle, hay que decirlo, un mejor futuro a sus hijos. Pero no solo se está abusando de el espíritu de una ley que data de hace mas de un siglo, sino que también, en algunos casos, se abusa del sistema de salud pública de algún estado de la unión. Me explico, hay colombianas, no creo que sea el caso de Gómez, que viajan a alguna ciudad norteamericana y posan como personas de bajos recursos para poder tener su parto en una hospital con todas las de la ley pero sin pagar un solo dólar. De hecho ha surgido toda una industria clandestina alrededor de la práctica de ir a Estados Unidos a dar a luz.

Habla muy mal de un pais y sobretodo de sus ciudadanos, el hecho de que haya personas utilicen metodos  cuestionables para darle a sus descendientes una nacionalidad diferente. Catalina Gómez no es la única farandulera culpable… son varias.