La sucursal del cielo: resumen

La sucursal del cielo Canal Caracol Despues de 3 capítulos, esta es la historia: son 3 familias que viven en la misma calle, dos blancas y una negra. Una familia blanca tiene 3 hijas y la otra 3 hijos. Los papás de las familias blancas descubrieron el borojó gracias al papá de la familia negra y andan muy contentos. De los hijos hombres uno (Salas) es casado con la hija de la otra familia (Marilyn Patiño); él quiere mas hijos (tienen uno) pero ella no, a él le robaron su Renault 4 por pendejo. El otro hijo es piloto (Daniel Arenas) y es novio de la siguiente hija de la otra familia (Valentina Acosta, una universitaria primípara) pero tambien le está empezando a gustar la hija de la familia de raza negra (Belky Arizala). Al otro hijo, el menor, le gusta la hija menor de la otra familia, pero ella quiere ser modelo y no le para muchas bolas a él. Él quiere ser locutor o algo asi y es amigo del hijo de la familia negra que quiere ser artista salsero. Una de las niñas quiere usar pantaloncitos calientes pero el papa no la quería dejar. En la Cali de 1970 hay racismo y la mayoría de gente que tiene carro tiene camionetas Ford o GMC, las cuales se encuentran en perfecto estado. Los personajes hablan en un buen acento caleño menos cuando se les olvida que lo que están grabando es La sucursal del cielo, una serie sobre Cali.

Si le parece que todo lo anterior es muy poco para 3 capítulos, usted tiene toda la razón. Aqui no sabemos nada niveles de audiencia ni nada por el estilo, simplemente nos fijamos en la calidad de los programas. Han dicho algunos medios que a La sucursal del cielo, la nueva miniserie del Canal Caracol, le ha ido bien. Eso está muy bien pero no termina de convencer la historia en si. Parece que no hubiera empezado.

La ambientación es buena y en general la producción es consistente con lo que se produce nacionalmente en Colombia. Se nota un gran esfuerzo por crear el entorno de Cali a principio de la década de los ’70. Sin embargo la historia de las tres familias no parece despegar. Los capítulos patinan y en ocasiones se tornan lentos, intrascendentes. Salvo algunas referencias simpáticas a la cultura de la época y lugar, hasta el momento no hay una historia, no hay un argumento sólido. Es dificil encariñarse con (e incluso detestar a) los personajes pues son mas caricatura que humanos; de pronto se salva el hijo menor de los Lizcano (el de camisa azul en la foto arriba). Luly Bossa, quien interpreta a la madre de las 3 hijas, parece la hija de su ‘marido’. Esa pareja no se la cree nadie. El papá de los 3 hijos varones es el papá de Betty en Yo soy Betty, la fea; pareciera que en Colombia no hubiese mas actores de ese perfil pues al señor, gran actor, lo vemos hasta en la sopa. Tal vez La sucursal del cielo logre poner una pequeña sonrisa en el rostro del televidente, pero hasta ahora no se ven las razones para volver a sintonizar la miniserie el dia siguiente.

Información relacionada:

Hoy: La sucursal del cielo

Imagen: vasalisa