Amador se puso Bravíssimo

Resulta que alguien en la dirección de Bravíssimo le dijo al presentador comercial Amador Padilla que no se sentara mas en el mismo sofá que Mónica Hernández y Marcelo Cezán, que él era el de las televentas no un presentador del programa. Pues el tipo renunció… ¡al aire! Estamos pendientes del desenlace de la historia pues al parecer Amador cuenta con un gran apoyo entre la audiencia matutina de los fines de semana.