La inquisición, versión 2.0

Esto parece un chiste. Un congresista colombiano pretende sacar adelante un proyecto de ley para multar con 20 salarios mínimos a quien le sea infiel a su pareja. Esto esta mal en de tantas formas que podriamos escribir un tratado sobre el tema.

unfaithful.jpg Esto parece un chiste. Un congresista de Colombia pretende sacar adelante un proyecto de ley para multar con 20 salarios mínimos a quien le sea infiel a su pareja. Esto esta mal en de tantas formas que podriamos escribir un tratado sobre el tema: imposibilidad de aplicación (¿la Fiscalia General de la Nación va a dedicarse a perseguir a los presuntos infieles?), mas trabajo para las autoridades y el sistema judicial (como si no tuvieran ya suficiente trabajo), va en contra de las libertades personales (la infidelidad es problema exclusivo del infiel y de sus parejas), y muchas otras razones… es mas, El Fiscal se atreve a decir que en el evento poco probable de que esta Ley fuese aprobada, dificilmente pasaría la prueba en la Corte Constitucional de Colombia.

No hay derecho que un servidor público, cuyo sueldo pagamos los contribuyentes, nos haga perder el tiempo con iniciativas de este tipo. Es inconcebible que este señor aspire a que las autoridades y rama judicial colombianas, de por si ineficientes y lentas, ahora se les encomiende la labor de “pillar” y judicializar a los infieles.

La multa debería ser para él, senador Edgar Espíndola, por hacerle perder el tiempo a sus compatriotas y sus compañeros de legislatura. Ningún gobierno, colombiano o extranjero, tiene por qué meterse en la vida personal de los ciudadanos, esto es una locura. Por lo visto este padre de la patria quisiera ver el regreso de la inquisición. Ls buenas costumbres no se crean por decreto, sino con educación. La decencia no se legisla, se enseña. Honorable senador Espíndola, por favor… ¡con su fanatismo religioso a otra parte!