Marcha contra el secuestro

Dice Rincón en columna reciente en eltiempo.com que el cubrimiento de los canales de la marcha contra el secuestro de la semana anterior fue parecido al que se la da a un evento de farándula pues se le abrieron los micrófonos, según él, solamente a los personajes de la política nacional; a los Pastrana a los Samper. No es cierto.Aqui en lafiscalia.com vimos en vivo el cubrimiento de las marchas en las diferentes ciudades, especialmente por el Canal Caracol, cuya transmisión fue mas larga; nos quedó claro que este era un evento histórico, y que la gente estaba marchando en contra del secuestro, en contra de las Farc, y no en favor de ningún político. ¿Cuánto tiempo estuvo viendo Rincón la transmisión? Entrevistaron tanto gente del común como políticos. Hubo equilibrio. Por mucho que aqui critiquemos a los canales privados, en este caso sencillamente no es cierto lo que dice este crítico.

No conocemos las preferencias políticas del señor Rincón, es mas, no conocemos al señor Rincón, pero esto suena mas a
una de esas críticas infundadas de izquierdosos que detestan a Uribe. Rincón sotiene que los canales privados son uribistas. No se, tal vez eso si sea cierto aunque ese supuesto sesgo no es evidente para lafiscalia.com. Rincón, en vez de limitarse a evaluar las transmisiones, que creemos es su trabajo, utiliza el espacio para editorializar sobre el acuerdo humanitario que, según él, es “¡la única solución de vida!”.  ¿Será que Rincón es de los que culpa a Uribe por la muerte de los diputados del Valle?

En fin, aqui en lafiscalia.com no tomamos partido, no somos del Polo ni somos uribistas, pero francamente no nos pareció que la transmisión fuera “todo muy light, todo muy Juanes, y sobre todo muy Uribe”. Tal vez si muy Juanes, pero nunca muy Uribe. Dice que los canales “deberían haber elaborado reportajes e informes especiales sobre la tragedia que vivimos”. Preguntamos en lafiscalia.com ¿no le parece suficiente a Rincón todo el cubrimiento que le dieron los canales a la muerte de los diputados y en general al flagelo del secuestro? No, Rincón, aplaudimos cuando critica justamente, pero criticar por criticar… ¡no! Tampoco está bien escribir una columna para favorecer su agenda política (antiuribismo, el acuerdo humanitario), disfrazada de crítica de televisión.