El otro canal

Ojalá sea cierto lo del tercer canal privado. Fox, Telemundo, Telmex, Prisa… en fin, el que sea. No puede ser posible que a los colombianos nos tengan a punta de telenovelas y fútbol para siempre. Ya es un hecho que Fox compró a la productora nacional Telecolombia, lo cual es una buena señal. Ojalá Fox no se contagie de los vicios de las producciones colombianas sino que, por el contrario, traigan ideas nuevas a la estancada televisión chibcha.

No conocemos los niveles de penetración de la televisión por cable en Colombia, pero es un hecho que millones de personas no tienen acceso a ella. Por consiguiente se ven obligados, como una de sus pocas opciones de recreación, a ver la basura que producen los canales nacionales. En el Canal 1, algun concierto reciclado de Jorge Barón. En el Canal Institucional, un político de provincia con su acostumbrada verborrea, cuadrando los voticos para su proxima reelección. En los privados la cosa no mejora: en RCN una repetición de alguna película de Jean Claude van Damme y en Caracol También caerás.

¿Qué puede hacer un humilde televidente? Encariñarse con aguita pa’ mi gente, Pocholo y con Los tacones de Eva porque ¿que otra opción hay?

Un tercer canal privado nacional, idealmente, sacaría al pobre televidente colombiano de la rutina de las telenovelas para ofrecerle seriados de calidad internacional, producciones locales de buena especificación. Y no, no nos malinterpreten, no queremos un canal educativo con documentales enlatados 24 horas al dia. No, lo que queremos es opciones en deportes, cultura, comedias, seriados, producciones internacionales actuales. Queremos competencia de verdad entre los canales, competencia que obligue a mejorar. No esta competencia de mentiras entre Caracol y RCN.
El tema de la globalización debe llegar tarde o temprano a la televisión abierta. En ese momento RCN y Caracol se verán obligados a empezar a respetar al televidente, a buscar alternativas diferentes a la telenovela.
Los canales nos dirán que a los colombianos nos fascinan las telenovelas, que si no creemos miremos los ratings. Eso es falso, los ratings marcan unos números porque si, efectivamente unas personas tenían el televisor prendido a una hroa determinada en un cierto canal. Pero resulta que esas personas no tienen mas opciones. Entonces la única alternativa es ver la basura que les alimentan los canales RCN y Caracol. teniendo en cuenta esto, no nos parece un logro ser el número 1 ó 2 del rating colombiano. ¿Usted qué opina?

Actualización: hoy 12 de julio el diario Portafolio incluye un artículo relacionado que contiene una frase célebre: “… este es el mejor momento de la historia de la producción en Colombia”. Ay Dios mio.