Eva Rey según SoHo

No se qué tan viejo es este artículo sobre la presentadora de CM& Eva Rey; lo encontré en la sección de humor de la revista Soho y me pareció muy cierto. No solo por lo que dice sobre la presentadora sino sobre el cubrimiento de la farándula en general. El problema empieza allí, en esas seciones al final de los noticieros, las cuales parecen traidas del averno. En cualquier momento estamos hablando de la parapolítica y un instante después del Desafio 20-07 o de La Isla de los Famosos.
En los canales RCN y Caracol, ‘las buenas noticias del entretenimiento’ se limitan a ser unos espacios de autopromoción de los propios culebrones o reality show del momento. Cuando no hablan de sus propios programas se limitan a reciclar chismes viejos de actores de Hollywood con imágenes de archivo sin aportar nada. Sin importar la popularidad de un programa a nivel nacional, el otro canal jamás mencionará dicho programa ni a sus protagonistas. Es decir, los canales confian tan supremamente poco en la calidad de sus propios programas, que por política deciden betar y prohibir cualquier mención de los programas de la competencia, no vaya a ser que los televidentes les dé curiosidad y lo sintonicen. ¡Qué poco respeto nos tienen los canales! Ellos creen que los televidentes somos una partida de idiotas pues si no nos mencionan la novela de la competencia, al parecer, piensan que no nos vamos a dar cuenta de que dicha competencia existe.

Todo el tema es sencillamente absurdo. En Estados Unidos, por ejemplo, cuando coronan a un nuevo ganador de American Idol (programa de la cadena Fox), la siguiente semana lo entrevistan en programas de entretenimiento de todas las cadenas y sale en todos los talk shows de la noche, uno a uno… Letterman, Leno, Kimmel. En fin, allá no tratan a los televidentes de imbéciles. Dichos vetos no existen porque las cadenas entienden que los televidentes no viven en una burbuja con acceso unicamente a 1 canal. Por el contrario, cuando un programa o una persona triunfa, esto es noticia en todos los canales, en todos los programas de entretenimiento.
Ahora, volviendo al tema de Eva Rey, no se trata de cerrarle el campo a los extranjeros en Colombia. No, por el contrario bienvenidos siempre, pues el mundo es uno. Solo que ya nos estamos cansando especificamente de ella, de Eva Rey. Ya está llegando a los mismos niveles de rechazo que genera Alejandra Azcárate. Suficiente con la irreverencia, los temas se pueden manejar con mas clase y con términos mas adecuados. Ayer, por ejemplo, salió Eva a preguntar en La W a las 6 de la tarde que si los hombre tenemos problema con tener relaciones sexuales durante la menstruación de la pareja. No me parece apropiado. Tampoco se trata de callar y jugar a la mojigatería; no, simplemente de ser mas respetuosos de los horarios y cuidar los términos que utilizan. Eva, tienes un par de cosas que aprender de Lina Marulanda. Mejor lean el artículo en Soho.

Artículo: SoHo